Felipe Reyes

México, primer lugar mundial en súper obesidad, enfermedad silenciosa que ¿minimizamos?

Aunque no la consideremos una enfermedad, la súper obesidad claro que es un padecimiento del que no estamos tan conscientes en México.

Pensamos que no es peligroso. Que no se corre ningún riesgo. Que quizá sólo es gracioso y que con una buena dieta, se regresa a la normalidad o se baja de peso de manera efectiva… Pero no, la súper obesidad es una enfermedad que tendemos a mal minimizar sin saber que se corre un altísimo riesgo al padecerla. No sabemos o, mejor dicho, no tenemos conciencia de que se trata de una enfermedad crónica en sus diferentes grados.

¿Grave problema de salud nacional?

Al menos como catástrofe en la economía, sí. Así lo refirió Héctor Raúl Pérez Gómez, director de los Hospitales Civiles de Guadalajara, en el marco del XXI Congreso Internacional Avances de Medicina que se realizó hace unos días en tierras tapatías. Tan sólo en 2017, el gasto a nivel nacional por atención a enfermedades que son producto del sobrepeso y la obesidad, alcanzó los 240 mil millones de pesos.

Actualmente, uno de cada tres adultos, en México, padece obesidad, ubicándose de esta manera en el primer puesto de esta enfermedad a nivel mundial, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), al superar, desde hace seis años, a Estados Unidos.

“No es estar gordito y ya”…

Minimizar esta enfermedad crónica es peligroso para los mexicanos. Pensamos que con una dieta todo queda solucionado sin pensar en las consecuencias que trae consigo padecer cualquier tipo de sobrepeso u obesidad. “No es estar gordito y ya, hay que entender que se trata de una enfermedad crónica degenerativa que no se cura, sólo se controla”, indicó a El Universal el especialista en cirugía de obesidad, Luis Zurita Macías Valadez.

El médico con estudios de la UNAM y la Universidad McMaster de Hamilton, en Canadá, explicó que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), indicaron que entre los años 2012 y 2016, la súper obesidad aumentó en la población mexicana mayor de 18 años. El aumento fue de 20.5 millones de personas, a un total de 24.3 en aquel 2016.

“No es necesario que una persona pese 200 kilogramos para que se encuentre enferma, hay que tomar mucho en cuenta que en el país no somos muy altos, entonces una mujer que mide 1.55 metros y pesa 72 kilos, ya está en obesidad grado uno. Si pesa 84 kilos ya alcanza la tipo dos y con 96 kilos entraría a la obesidad mórbida, no pensemos que los mórbidos son aquellos que tienen 100 o 200 kilos de más y que uno sólo está gordito”,

Felipe Reyes
AGREGAR COMENTARIO